Estimadas/os:
En estos tiempos complejos para la educación, sentimos que nuestra escuela respondió con celeridad impulsando contenidos pedagógicos y acciones de inclusión educativa, desarrollando una relación articulada entre la tecnología y la pedagogía, supimos concretar iniciativas de acompañamiento específico para las y los jóvenes y a sus familias. En esta nueva forma de “hacer escuela” reconfiguramos con éxito el espacio y el tiempo.
Sabemos que los y las docentes, la Jefa de Preceptores, las bibliotecarias, las y los preceptoras/es, los EMATP y el EOE, desde sus hogares, en esta mitad del año han hecho mucho esfuerzo para garantizar la continuidad del proceso educativo. Conocemos que se han auto-capacitado, han creado y utilizado nuevos recursos, generaron y sostuvieron vínculos, formalizaron programas de radio, editaron videos, concretaron llamadas online con las y los estudiantes, la mayoría ha proporcionado sus números personales de celular para recibir y contestar mensajes en cualquier horario, adaptaron sus propuestas a la virtualidad, entre muchas otras que seguramente nos estamos olvidando. Igual esfuerzo realizaron los Jefes de Área y los Maestros de Sección para sostener las producciones en los Entornos Formativos.
Transitar por la escuela secundaria es algo que nos marca para toda la vida, nos da herramientas, nos posibilita construir proyectos de futuro, es en este sentido que deseamos que esta mitad del trayecto haya sido el mejor que les pudimos ofrecer a nuestras y nuestros jóvenes, cada uno desde el lugar que nos toca ocupar.
Debemos renovar el compromiso que asumimos al elegir la enseñanza, para que sigamos cuestionándonos, para que logremos que las y los estudiantes aprendan cada vez más, para que seamos capaces de compartir la pasión por el conocimiento, de brindarles apoyo y acompañamiento. Luego del receso retornaremos con nuevas preguntas, con ilusiones renovadas, volviendo a afrontar el desafío de demostrar que una mejor educación secundaria es posible.
Más que merecido receso de invierno,

Cariños
Equipo Directivo.

Deja tu comentario